Valientes y valiosos

18.12.10

Trazos de tiza


Hoy la luna es una sonrisa trazada a tiza, medio difuminada. Al regresar de la oficina veo de lejos al señor Felipe, quien me dibujaba relojes a boli en la muñeca izquierda cuando era pequeña, quien me enseñó a leer la hora en esas esferas de color azul en las que el tiempo se había detenido. Parece que le está explicando sus padecimientos a una vecina. El señor Felipe es muy mayor, pero apenas le ha cambiado el rostro, y sigue al pie del cañón, con sus pantalones vaqueros anchos y desgastados, haciendo la compra, los recados y todo lo que su mujer le pida. A veces pienso que él sí ha conseguido parar su tiempo. Por asociación de ideas, en cuanto llego a casa llamo a mi abuela. El médico le ha dicho que tiene que llevar una dieta baja en potasio porque su organismo tiene demasiado.
Bromeando, le digo que la culpa de todo la tiene el potasio, y mi abuela, muy convencida, me dice que ella no conoce al señor Potasio de nada, y que no sabe cómo se le ha echado encima.
Los años no absuelven los daños que causa la vida.
Pero la vida nos hace sabios para poder sobrellevarla.

9 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Vaya, tu abuela ya no podrá seguir aquel maravilloso y equívoco eslogan "todos los días un plátano (por lo menos)"

Darthpitufina dijo...

:D Jajajajaaja, pues tienes toda la razón!!

barbaria dijo...

Amén.

dina dijo...

Qué tierno, tanto tu vecino como tu abuela, yo a la mía la cuido todo lo que puedo y más y me reconforta muchísimo, creo que la sociedad en general no sabe lo que se piierde con la gente mayor....
Un saludo!!

FBM dijo...

A los viejos siempre nos dicen que estamos estupendamente, que no hemos cambiado nada,etc. Pero goteras siempre hay.

Gloria Álvarez dijo...

Hola guapa.
Pues si, como dijo aquel, con el tiempo uno aprende... aunque a veces nos cuesta eh.
Mil besos y gracias por tus visitas y comentarios, aunque no te responda me hacen sonreir, siempre. Saber que alguien está ahí desde hace tanto, me emociona.
Felices fiestas para ti también.

Espérame en Siberia dijo...

JAjajajaja, lo del potasio me dio muchísima ternura.

¡Siente un abrazo lleno de cariño, bella!

Balovega dijo...

Entramos en la semana de navidad...

Que tengas a partir de ahora, los mejores momentos, las mejores fiestas, todo lo mejor te deseo junto a los tuyos... abrazos

Mr Blogger dijo...

Lo que nos hace vivir son nuestras propias ganas de vivir. Y los ancianos son como cualquiera, necesitan sentirse queridos y útiles.