Valientes y valiosos

12.11.12

Con las ganas, de Zahara



Porque hay noches 
en las que los demonios encuentran el resquicio
 para atacar los corazones más débiles,
y ya te puedes ir encomendando a tus santos,
que no lograrás salir indemne.