Valientes y valiosos

28.8.11

Carpe diem



Queda un gajo de sol mientras contemplamos las vistas de la ciudad en verano. Hay un gorrión que se posa sobre la mesa, nos canta un ratito, a cambio quiere las miguitas sobrantes. Se las acercamos con benevolencia y detrás de mi surgen tres pajarillos más. Un gato cercano se relame, alerta. Rubén está buscando la estela de la luna, pero no hay nada; se la tragó el pequeño tigre que vigila a los gorriones, quizá. 
Pero no; hoy es luna nueva.

Me confía: "Vivimos renegando". Y es cierto. Los dos hemos salido de trabajar hoy, domingo, ambos querríamos estar en otro lugar, en este momento, o en este lugar pero en otro momento. Y no somos capaces de disfrutar al cien por cien de este atardecer veraniego en el que la brisa hace que la temperatura sea perfecta, de esta terracita tranquila, donde nos han servido un delicioso mojito, con la compañía de un pequeño gorrión confiado que nos dedica piruetas desde el improvisado escenario en el que se ha convertido la mesa de mármol.

5 comentarios:

Damián Neri dijo...

A veces somos incapaces de vivir el presente. Los niños son muy buenos viviendo el presente, hace días observaba a la gente en una estación del metro y casi todos parecían preocupados porque llegarían tarde o por otros motivos se veían infelices, casi todos, y entre los restantes, un pequeño que jugaba en el suelo con su cochecito. Quizá debemos preguntarnos y analizar qué hemos perdido.

Saludos!

Yandros dijo...

El inconformismo está siempre acechándonos Darth
Pero es este mismo inconformismo el que hace que sigamos evolucionando como personas y no nos anquilosemos...
Todo tiene su cara B

Un abrazo

mariajesusparadela dijo...

La luna sí estaba: sería un finísimo hilo en forma de C, porque era el último día de luna menguante de agosto. Hoy entra la luna nueva.
Y sí que es una pena no disfrutar de las cosas sencillas, porque es en ellas donde se encuentra la felicidad.

eMiLiA dijo...

Si esa fuera la premisa. Si supiéramos vivir el momento sin pensar más allá... Difícil tarea!

Abrazo!

Sese dijo...

Y es que apreciamos estos pequeños placeres cuando ya no los disfrutamos, acaso en otro lugar, otro momento, evocarás este bello instante

Saludos