Valientes y valiosos

23.5.11

Un garbeo por París

El principio de Medianoche en París es una serie de instantáneas en movimiento de la ville lumière, muy reconocibles porque enmarca todos los lugares que suelen fotografiar los turistas. Nos da una pista de cómo  la lluvia,  tan característica de la zona,   tiene una importancia que no todo el mundo le concede.
En el film, al menos, es una cuestión decisiva.

Si pudieras viajar en el tiempo hacia el pasado, ¿qué época elegirías?

Gil Pender, un nostálgico escritor de guiones hollywoodienses, lo tiene claro; París, años veinte. Está visitando la ciudad con su prometida y sus futuros suegros, y desde el principio ya nos queda claro que entre Gil y su futura familia política hay bastantes discrepancias.



Gil está entusiasmado con la capital, mientas que su futura prometida Inez , ve París como una atracción turística en la que realizar compras de objetos exclusivos. En un encuentro casual con unos conocidos de Inez, un insufrible pedante y su novia incondicional, se empiezan a detectar ciertas desavenencias entre Gil e Inez.  A lo largo de una velada de ambas parejas, Gil decide caminar para despejarse y los demás continúan disfrutando de París la nuit. Lo que sucede a continuación es fabuloso; Gil  se extravía, para a descansar en una escalinata, y al dar las campanadas de medianoche, un Peugeot histórico aparece por la calle y unos desconocidos le invitan a subir al vehículo. Gil accede y lo que al principio parece una fiesta de disfraces, resulta después un shock para el escritor  ; de verdad se encuentra en París, años veinte, codeándose de pronto con las más destacadas celebridades de la época; los Fitzgerald, Hemingway, Gertrude Stein, Picasso, Dalí, Buñuel, T.S Elliot...  Se darán situaciones surrealistas y cómicas a lo largo del film, mientras nuestro protagonista irá poniendo orden a las facetas de su vida más caóticas  y conseguirá hallar el rumbo a seguir.

Una comedia como sólo Woody Allen sabe hacer, sencilla y entrañable. No os la perdáis, seguro que salís del cine con una sonrisa en los labios.

5 comentarios:

dina dijo...

En plan bucólico mola lo de viajar atrás en el tiempo,pero luego lo pienso y tal y como pintaba la cosa para las mujeres....ni loca!!

Espérame en Siberia dijo...

Pues yo ésta sí que no me la pierdo.
¡Muchos besos, luz y cariño para ti, muñeca!

Namaste.

Raquel dijo...

¡Apuntada! Gracias por compartirlo.

Yomisma77 dijo...

No sabría que época elegir aunque siempre quise verme embutida en vestido de princesa como en la corte de Luis XVI con escotazo y corsé :)

Un besoteeeeeeeeee wapaaaa :)

Darko Wiggin dijo...

Tiene buena pinta, y suena tan bien cuando lo cuentas tú así. Además, seguro que estarías en mi "lista de fiar" en cine...

PD: allyl?
Puels allyl quel mel voyl a velrla