Valientes y valiosos

1.3.11

Tregua


A veces, la vida te obsequia con un armisticio; te permite intercambiar anécdotas con compañeros de oficina sobre las trastadas que hacen  los pequeños arrapiezos, esos ciclones entrañables que provocan nuestras risas incontenibles. O degustar un café delicioso en un rinconcito soleado, disfrutando de un libro en el que no sucede nada  en especial, pero que no puedes dejar de leer (como En lugar seguro, de Wallace Stegner, o bien Our Tragic Universe, mi última adquisición de Scarlett Thomas, quien ha logrado desbancar a Donna Tartt como autora predilecta desde que me sorprendió El fin de Mr Y.) Curiosear por las tiendas, descubriendo objetos llamativos que no piensas adquirir pero que despiertan un interés pasajero. Pasear por las calles del centro, atendiendo a tu propia banda sonora original; recrearte en la belleza de unos cerezos a contraluz. Percibir la serenidad que arropa la casa y escuchar cómo la felina más guapa del mundo ronronea de pura satisfacción, estirándose a un ladito del sofá.
Pero lo que más me gusta de estas treguas es intuir que me echas de menos, y encontrar un sms reluciendo en el móvil, en el que se concentra toda tu añoranza confirmada.

6 comentarios:

ariamsita dijo...

Vivan esas treguas que nos da la vida, haciendo que tenga todo un poco más de sentido :)
un beso!

Balovega dijo...

Hola y bella noche..

Paso a leerte un rato y desearte un feliz fin de semana.. Me gusto tu entrada.. gracias por compartir..

Un abrazo

Balovega dijo...

Hola y bella noche..

Paso a leerte un rato y desearte un feliz fin de semana.. Me gusto tu entrada.. gracias por compartir..

Un abrazo
au

S. dijo...

Anda andaaaa vaya tregua que te estás dando brujaaaa jajajajaja
Por lo menos te lo digo:VIERNES!
yujuuuu

mansi nishi dijo...

oh... buenas treguas y buenos sms que recibes!!!!

feliz finde!!

besotes!!

Rebeca dijo...

Y después de todo eso supongo que viene la gran sonrisa de satisfacción! envidia me das! creo que voy a imitarte un poquito.