Valientes y valiosos

14.3.11

Heroínas

El museo Thyssen-Bornemisza y la fundación de Caja Madrid han creado una exposición basada en el rol activo de la mujer a lo largo de la historia. Se llama Heroínas; pretende demostrar que aunque en el arte habitualmente se representan mujeres sumisas y/o complacientes, también podemos encontrar mujeres fuertes; independientes, creadoras; poderosas, al fin y a la postre.

La exhibición se abre con la escultura Heroína, de Gaston Lachaise, que simboliza el espíritu que se concentra en esta muestra.

Heroína, 1932

Subdividida en categorías no cronológicas, sino temáticas, tales como soledad, cariátides, ménades, atletas, mártires, acorazadas y amazonas, magas, creadoras..., encontramos imágenes sugestivas, bocetos de poder en la figura femenina, que tradicionalmente se ha visto catalogada como objeto sometido. Aunque en la exhibición abunda la pintura del siglo XIX, también encontraréis obras del siglo XVI o contemporáneas.
De éstas últimas he de decir que me ha impactado la siguiente obra:

El juicio de Paris según Rubens, 2007
Eleanor Antin

Seguro que recordáis el mito de el juicio que debió resolver Paris, cuando la diosa Eris, molesta por ser la única a la que no han invitado a la boda de Peleo, decide sembrar la discordia presentándose al banquete y arrojando una manzana de oro sobre la mesa que se suponía que habría de ser para la más bella (kallisti, para la más hermosa). Eris consiguió su propósito de crear desavenencias,  ya que se pelearon por la manzana Hera, Palas Atenea y Afrodita . Entonces Zeus encomendó a Paris el arbitraje, quien eligió a Afrodita (dado que ella le sobornó prometiéndole el amor de la más bella mujer del mundo)-, ya sabéis, Helena de Troya, pero eso es otra historia y debe ser contada en otra ocasión... -.

En mi lectura personal sobre la obra, pude ver lo poco que hemos progresado en lo básico; aquí tenemos a Hera - paradigma de la buena madre y esposa impecable, imposible representarla mejor que con una imagen del ama de casa de los años 50, la mujer ejemplar. Tenemos a Afrodita, el arquetipo de la amante, que gracias a la hipocresía social ha llegado a alcanzar una reputación consistente en las seis primeras letras de esta palabra, aunque suele conseguir todo lo que desea. Y tenemos a Palas Atenea, la sabia luchadora que (conjeturo yo) anda sin novio porque los hombres la temen, y de ahí su interés en ser proclamada la más hermosa (¿o es sólo coquetería?).

Eleanor Antin también ha querido reflejar en su composición a la representante de doncella candorosa en una esquinita, al margen del juicio, cuyo espacio curiosamente estaba ocupado en la versión de Rubens por un perro, si mal no recuerdo. Mientras veía esta obra, reflexioné entonces que no parece que hayamos innovado mucho más a o largo de la historia en el desarrollo de los estereotipos; parece que todo cambia para que todo siga igual

Hay muchas obras fascinantes - justo al lado de El juicio de Paris encontraréis La liberté raisonnée de Cristina Lucas, y me encantó Juana de Arco entrando en Orleans de Scherrer (1887).  Podréis admirar piezas de Von Stuck, Breton, Kalho, Rubens..., en definitiva, una portentosa aglutinación del arte que se aleja de la representación de las vírgenes y las mujeres objeto. También podréis visitar una instalación artística que particularmente entendí como una apología del vandalismo, aunque seguro que tiene un significado más profundo que mi pitufosensibilidad no logró esclarecer.


Hubo una pieza que nos llamó mucho la atención, fue la siguiente:


Leyendo, 1994
Gerhard Richter

Esto es lo que vamos a legar al arte futuro. De lejos nos pareció una fotografía, nada espectacular, pero cuando nos acercamos comprobamos que es un lienzo al óleo. Nos dejó impresionados, aunque no tanto como la Catalina de Alejandría de Caravaggio. En definitiva; salí entusiasmada, y si tenéis ocasión de visitar esta muestra, no os la perdáis.

La exposición está distribuida en dos espacios geográficos distintos, el museo Thyssen y la Fundación Caja Madrid. La entrada a la exposición del Thyssen cuesta 8 €. En la Fundación de Caja Madrid la entrada es gratuita, y se puede reservar una visita guiada en el 91 3792050 de martes a viernes de 10 a 14h.

Los horarios habituales son de 10 a 20h de martes a domingo , y el 5 de junio de 2011 concluye la muestra.

5 comentarios:

dina dijo...

Qué suerte poder visitar una exposición asi!! es lo que tiene vivir en Madrid...

Raquel dijo...

Una persona tan poco ducha en arte como yo, en estas exposiciones no descubre ni la mitad.
Tal vez por eso me gusta oir hablar y que me expliquen cosas sobre este tema, tal vez gota a gota se vaya llenando la jarra de mis carencias.

Juan Carlos dijo...

Me iba a acercar a verla mañana. A ver qué tal está.
Salu2

cristal dijo...

Mil gracias por la reseña, Darthpitufina, haré todo lo posible por no perdérmela.

Un beso.

eMiLiA dijo...

Si no estuviera taaan lejos estaría ahí sin dudas.

Gracias por visitarme!

Saludos.

:)