Valientes y valiosos

6.5.10

En mi ciudad, de vuelta

A veces encontramos nuestro destino
en el camino que tomamos para evitarlo  

Y yo, que quebré las baldosas amarillas para no regresar a tí,
que quemé los diarios hechos de papel reciclado y lápiz
para no recordar,
que borré las canciones para empezar de nuevo.

Te encuentro hoy, un día cualquiera,
has vuelto a mi ciudad, eres un desconocido 
que tiene una cara familiar,
alguien con quien hablar del tiempo
y de lo mal que lo hacen los políticos,
 y al volver a casa encuentro que la vida es muy extraña;
puse tanto empeño en perderte, 
 que no quedaba ni un testigo de todos los que te conocieron,
y no podía contarle a nadie que te había reencontrado
sin tener que empezar por el principio. 


3 comentarios:

S. dijo...

La vida da muchas vueltas...cuando menos te lo esperas ¡zas!te topas con la cara de aquel que quisiste borrar.Va a ser verdad eso que dicen de "querer olvidar es querer recordar para siempre".
Qué sentimental ando,será porque es jueves;)

mariajesusparadela dijo...

¡Qué cosas!nunca sabemos dónde ni cuándo.

Cote dijo...

Me ha gustado mucho como has expresado ese sentimiento! Palabras muy bonitas para algo un poco triste.