Valientes y valiosos

6.5.09

Inauguro corazón

No es un espacio polvoriento y desértico, no; aletea pulso, se agita cuando te acercas, se desmaya si estás lejos. Es cierto que ha estado cerrado durante demasiado tiempo, tanto o más que el que puedan durar las obras de urbanismo en mi ciudad. Ha perseverado en mantenerse lejos de la esperanza, que tanto daño le hizo, que tanta sangre le hizo perder. Pero ahora se arrepiente; quizá haya sido la primavera, que ha hecho de las suyas, o tal vez tus gestos generosos han hecho ceder un leve cerrojo, lo justito para que entren partículas de luz y me cuestione lo que millones de latidos antes no habría consentido plantearme.

Para mí, el pasado no es un refugio; es el infierno de donde vengo, es la tempestad de mi conciencia, es de lo que huyo cada día, teniendo mucho cuidado en no volver. Sí, el pasado me instruyó, y fue de donde saqué la fuerza que tengo hoy, la fe en mí misma, la capacidad de aguante, a un precio injusto; durante muchos años obtuve a cambio sólo soledad y silencio conmemorativo. Y si piensas que estás soportando el peso emocional de mis vivencias, tendré que negártelo por última (una) vez (más). Se precisaría una grúa industrial para recoger mi alma enganchada a esas turbias arenas encharcadas y mezquinas, y tú - espero que no te ofendas -no tienes suficientes energías. Pero sí te doy la razón en que (a veces) mis temores no estaban conectados contigo, sino con mis experiencias previas. No servirá pedirte perdón porque ya lo sabes, y además lo aceptas - al igual que otras particularidades mías que antes te sacaban de quicio y que ahora te hacen gracia.

Vendrán tiempos mejores, tiempos más deslucidos; pero hoy sé que el pasado no nos hará caer. El destino lanzó su última carta, estuve esperando ambiciosamente una réplica que no llegó nunca. Que la siga esperando es cosa mía, a tí no te afectará, mis heridas son ahora invisibles e incluso tú, que llegaste a compadecerte de mis cicatrices, las has perdido de vista. La cirugía del tiempo es increíble, aunque quizá haya sido el algodón luminoso que flota en el aire primaveral el que me ha terminado aliviando, o igual ha sido tu voz, tu calor, o cómo tu cuerpo me busca y me acoge mientras hacemos las cosas más simples, verbigracia estar sentados en un sofá viendo a Buruaga y reirnos "de facto".

O tal vez, que mi corazón es un espacio ya restaurado, que los fragmentos pulverizados palpitan, destellean vida y (por fin) ha dejado de ser un espacio inhóspito y árido; aletea pulso, se revoluciona cuando te acercas, pierde aliento cuando te marchas. Y se (sobre) esfuerza para alcanzarte las estrellas, si las pides.



Para Mivi,
Regalo de pre- cumpleaños.

6 comentarios:

Literato dijo...

El amor, eso de lo que siempre se habla y se desea y pocas veces se tiene. Un corazón inaugurado es como un juguete nuevo a un niño.

Me gustó Pitufina.

Saludos.

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Te mando yo tammbién una estrella por este lindo post, si me la pides.
Esto de los corazones en primavera, es asî. Me gustô mucho el final.
ese "aletea pulso, se revoluciona cuando te acercas, pierde aliento cuando te marchas".

Besos

S. dijo...

que le pasa a mi niña?ayyyy el pasado!mejor no mirar nunca hacia atrás,te convertiras en estatua de sal.Y ahora que,enamorada?
Preciosa entrada DarthPitufina,aqui tienes unos oidos para escuchar y unos labios para hablar (Y para poner verde al joputa que te haga algo)

davivi dijo...

Me ha gustado mucho tu entrada, estoy seguro (a ciencia cierta) de que su destinatario se siente muy afortunado de tenerte a su lado. Tqm.

Darko Wiggin dijo...

Nunca una habitación oscura está cerrada para siempre, existen demasiados rincones que solo los más escurridizos ratones conocen aunque los rayos de luz no huelan a queso.

Quien tuviera regalos de pre-cumpleaños tan bellos, aunque las palabras no pinten del todo las expresiones...

borraeso dijo...

Curadas las heridas todo marcha mejor...

Hermoso regalo.

Besos!!!